EL COLOR DE LA LUNA

-¿De qué color es la tristeza? Preguntó la estrella al cerezo.
- Es del color que toma el mar al acostarse el sol en su regazo. Un color azul oscuro, salvaje.
-¿De qué color son los sueños?
-Los sueños son del color del crepúsculo.
-¿De qué color es la alegría?
-Del color del mediodía, mi pequeña estrella.
-¿Y la soledad?
-La soledad es de color violeta.
-¿Y el cariño? Olvidaba preguntarte de qué color es el cariño.
-Del color de los ojos de Dios. Respondió el árbol.
-¿De qué color es el amor?
-Del color de la luna cuando hay luna llena.

ALKYONI PAPADAKI

lunes, 30 de enero de 2012

DESTINO

Una nota escrita a pluma descansaba sobre la mesita del recibidor. No hicieron falta más palabras.

Cogió su sombrero negro, su abrigo nuevo, revisó su billetera y se marchó.

El cochero esperaba a la puerta, su equipaje estaba cargado y le hizo salir de inmediato. Quería llegar con tiempo a la estación, el tren no espera por nadie y esa fría y nublada mañana de invierno no le regalaría una excepción.

Su reloj marcaba las siete, y en silencio, perdido en sus pensamientos se descubrió a sí mismo con la mirada fija en el albor sobre los tejados. Mudo y helado continuó sus cavilaciones mientras su carruaje volaba y lo mecía con suavidad descompasada.

Llegado el momento pagó al cochero, recogió su maleta y lentamente se fue hacia el andén.

Un banco sucio y descolorido le dio descanso en su espera, frente a él, un gigante de hierro, madera y acero desperezaba su maquinaria de vapor mientras gritaba una y otra vez con voz aguda y ensordecedora.

-Es la hora- se susurro. Sacó de su chaqueta el billete, se puso en pie, cogió su maleta y observó pacientemente como el resto de los pasajeros iban entrando en el tren.

-Señor, ya puede subir, ya estamos listos- El revisor era un muchacho delgado y de pelo cobrizo, vociferaba en el andén dando las últimas instrucciones a los viajeros más rezagados.

De nuevo, aquella bestia metálica rugió con toda su furia anunciando su salida. Había llegado el momento, se giro una última vez con intención de despedirse de aquel paisaje y a su cabeza llegaron aquellas palabras que ahora yacían sobre el mueble del recibidor.

Fijó su mirada en los ojos del joven pelirrojo y con la voz rota le deseó buen viaje. El muchacho, con gesto de sorpresa, cerró lentamente la puerta y él, clavado en el suelo, observó como su tren se marchaba.

El resto de la mañana la pasó solo, sonriendo, sentado en el aquel banco sucio y descolorido...

10 comentarios:

Ricardette dijo...

Me alegra ver que sigues dando rienda suelta a todo lo que forma niebla en tu mente,y la haces salir en forma escrita.Un abrazo hermano,te sigo.

Marisa dijo...

¿Qué hubiera pasado si hubiese cogido ese tren? No lo sé, pero yo me quedo con la sonrisa del final. Seguro que fue una buena elección :)

Como siempre, da gusto ver que has vuelto.
Muuuuaack!!!

Miguel Ángel Pozo Plumed dijo...

Es una alegría ver que has vuelto, y que lo haces con tantas ganas, ideas y talento. ¡Eres bueno, amigo! (dicho con voz de Stalone)

Así hablo Zarathustra dijo...

me gusta tu narrativa, y me gusta porque es completamente opuesta a la mía.Mientras yo me olvido del mundo y hago del personaje un mundo, tú describes al personaje a través del mundo, genial. Alguna vez me comentaste que sólo escribes en este blog "si has soñado antes". ¿esa imposición es sólo para el blog? ¿escribes otras cosas fuera? Me gusta tu concepto de l'art pour l'art, pero me encantaría leer un final apoteósico tuyo. Y sí, sé que te debo un cuento... Volviendo al tema de tu prosa y la mía...creo que deberíamos hacer un experimento y escribir algo a medias. Ahí queda eso

Fertxu dijo...

Señor Zarathustra, recojo el guante ;) La verdad es que estaría muy bien. Sinceramente, también me gusta mucho como escribes. Créeme me encanta tener por aquí, gracias por tu vista.
P.D: Me debes un cuento!! jeje

Isis dijo...

Interesante este Cristal de los Sueños.

Le sigo, un placer el encuentro.

Saludos de Isis

La Gata Coqueta dijo...



Hoy día del amor y la Amistad me detengo a tú lado, para sentirme arropada por el calor y el afecto entrañable que se respira en este tu espacio.

Para los enamorados;
que lo han estado,
para los que lo están,
y para los que pronto
lo estarán.

Para todos ellos!!

¡¡Feliz día de San Valentín!

Muackkkkkkk
Muackkkkkkkkk
Muackkkkkkkkkkkkk

De esta tu siempre amiga…

María del Carmen



La Gata Coqueta dijo...



La Vida es espectacular y hay que aprovechar a disfrutarla en todas sus vertientes, incluido el carnaval que mañana es su día grande y algunos de los más jóvenes lo pasaran en grande devolviéndoles la ilusión a los no ya tan jóvenes...

Te deseo un fin de semana lleno de todo aquello que tu alma necesite por abrigo...

Un beso
un abrazo
y mi aprecio
para siempre

María del Carmen


Mediterráneo dijo...

Que bien escribes! y cuanto te haces de rogar... ains!

Un beso!

La Gata Coqueta dijo...



Pasa un grato fin de semana…

Envolviendo sentimientos
en suaves telas de terciopelo
para elevarlos al universo
entre nubes de caramelo.

Un beso al viento

María del Carmen